Esta dramática y valerosa denuncia se inscribe por derecho propio entre los testimonios más abrumadores acerca de la opresión de la mujer en la sociedad contemporánea. Presentado por Betty Mahmoody, autora de No sin mi hija, este estremecedor documento verídico ha alcanzado una extraordinaria resonancia: en cuatro semanas se imprimieron en Francia 200,000 ejemplares de Vendidas, con un promedio de 10,000 ejemplares adquiridos diariamente por el público.